POLLO A LA FANTA

El zorro cocinero decide irse de camping, si de camping, y aterrizar en la cocina de un bar interior.

Donde sus cocineros elaboran muchísimas comidas la mayoría de comida rápida.

Pero esto es otro cantar.

Nos vamos a situar en Cuevas Mar, en Almería, donde Paco nos cuenta cómo consiguió ,SIN QUERER, esta receta.
Me lo cuenta y se ríe y encima me relata  que fue él mientras su mujer  desde lejos diciendo “maldito el día”.
Además nos susurraba que no fue Paco el creador, que fué su suegro, en fin, todo queda en familia.
Un rato de risa que lo único que consiguió fue que pidiéramos un plato del famoso pollo.
Y por consiguiente el gruñir de la cocinera.Estamos ante una receta muy familiar, muy fácil y muy nutritiva.

¨El pollo a la fanta¨

Yo se que de principio choca el nombre de la receta, pero esto sólo es una saga….jjjj.
Algo que empezó de la forma más curiosa y que ha permitido el ingenio y el experimento en nuestras cocinas, pollo a la Coca Cola, pollo a la cerveza…..
Cambian los añadidos pero seguimos con la materia prima, el pollo.
El pollo lo trocearemos y le eliminaremos las pieles sobrantes que lo único que hace es aumentar la grasa en nuestra salsa.

La elaboración es muy sencilla, debemos ir midiendo los tiempos para que no se nos queme, y la salsa se podrá presentar de 2 formas, a gusto del consumidor.

¿COMENZAMOS?………………….




  INGREDIENTES.


   1- 1 POLLO ENTERO A TROZOS

   2-  SOBRE DE CEBOLLA EN POLVO O CEBOLLA ENTERA(A GUSTO DEL CONSUMIDOR)

   3-  SAL

   4-  PIMIENTA

   5-  LATA DE FANTA DE NARANJA

   6-  ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA




      


     PREPARACIÓN……………..


   Una vez que hayamos troceado el pollo lo lavamos un poco y lo ponemos en un bol grande con ello eliminaremos restos de sangre o plumas que aún tenga.
Tras esto salpimentamos.
Hay quien nos dice en el blog si pueden añadir limón al lavado, nos parece bien pero lo que no queremos es alterar el sabor de la receta.

Colocamos una sartén con aceite de oliva a fuego medio alto.

Doramos el pollo sin pasarnos y una vez que el pollo está en su punto echamos la cebolla (yo utilizaré en esta ocasión la de sobre, en polvos) utilizaremos 3 cucharadas soperas, movemos y cuando la salsa sea uniforme añadimos 2 latas de fanta de naranja y dejamos a fuego lento.

Cuidado con quemar la salsa ya que puede amargar, estemos atentos.


Ponemos la cazuela a fuego lento y reducimos,el aspecto es formidable.

Se va realizando nuestra obra de arte.

Preparamos barra de pan y «babero» y a disfrutar.

Para emplatar seamos conscientes que es un plato o CON SALSA (LÍQUIDA) o HEMOS REDUCIDO BASTANTE Y LA CREMA ES MÁS SÓLIDA
Por lo que a la vista del comensal debe ser un plato limpio y sin servir demasiado.
Os podéis imaginar el plato que nos puso nuestro amigo el cocinero junto a dos cervezas heladas y una buena barra de pan.
El espectáculo es único y no nos quisimos ir sin pedirle por favor que añadieran en la carta el pollo a la cocacola, que ya de por si si no te tiene que ser muy apetecible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *