ALBONDIGAS DE CHOCO Y LANGOSTINOS

El zorro cocinero nos trae en esta ocasión una receta muy conocida en uno de los restaurantes mas importantes de Alcalá de Guadaira.

Y se trata de las fantásticas albóndigas de choco y langostinos los cuales son impresionantes.

No solo por la vistosidad y rareza del plato sino de su intenso sabor a Mar.

Evidentemente esta receta es originaria de Huelva  donde es muy común este manjar, de ahí el nombre de¨choqueros¨ a nuestros amigos onubenses.

Un cefalópodo con un intenso sabor a mar el cual  da mucho juego en las recetas de cocina y aquí lo usaremos en una de sus formas mas ¨raras,¨en albóndigas.

Al oir albóndigas asociamos carne y harina, pero en esta receta usaremos pescado y marisco.

El sabor es intenso a mar y junto a un buen vino blanco disfrutaremos de esta maravilloso plato.

Regalo para el paladar.
Recomiendo un vino blanco semi seco aunque  para gustos colores.

Consideraremos esta receta elaborada pero fácil de realizar.

Lo que si esta claro es que es uno de los platos que acompaña su presentación a su sabor excelentes.

¿COMENZAMOS?……

INGREDIENTES 4/6 PERSONAS

1-  1 KG DE CHOCOS

2-  MEDIA CEBOLLA


3-  PEREGIL,SAL Y PIMIENTA


4-  5 DIENTES DE AJO


5-  PAN RAYADO (A DEMANDA)


6-  2 HUEVOS

PARA LA ELABORACIÓN DE LA SALSA………

1-  1 CEBOLLA

2-  4 DIENTES DE AJO


3-  1 HOJA DE LAUREL


4-  1 PIMIENTO ROJO


5-  AZAFRÁN MOLIDO


6-  SAL


7-  ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA


8-  1 VASO DE MANZANILLA

Ya tenemos los ingredientes ….empecemos con la obra de arte.

PREPARACIÓN…………..

Preparamos todos los ingredientes menos pan rayado y huevo en un recipiente.

El choco lo limpiaremos y lo secaremos y pasaremos a trocearlo para introducirlo en el bol, antes de pasarle la picadora/batidora.

Recomendamos limpiar bien el choco ya que cualquier resto no deseado puede afear el plato.

Una vez preparado la masa y mezcla le vamos añadiendo el huevo batido y pan rayado(a demanda) hasta alcanzar la textura y dureza deseada.

Debemos tener en cuenta que tenemos que hacer una albóndiga que no se abra al freirlas lo que nos atrasaría su elaboración.

Formamos las albóndigas, y las pasamos por una clara de huevo y a continuación harina.

De esa forma quedará una capa gruesa de rebozado, las doraremos en sartén con aceite y apartamos.

En la sartén donde doramos las albóndigas preparamos el sofrito de cebolla, pimiento y ajos.

Cuando esté pochado añadimos las albóndigas, vino blanco y dejamos que se evapore.

Una vez evaporado añadimos agua hasta cubrir las albóndigas y dejamos que se espese la salsa.

NOTA:

Podemos una vez pochado y añadido el agua apartar las albóndigas y pasar por batidora la salsa para luego añadirla sobre las albóndigas en el plato.

Se pueden presentar junto a arroz en blanco o patatas salteadas.

Tras la colocación de las albóndigas y su salsa se colocarán los langostinos sobre ellas adornando tan exquisito plato.

A la hora de emplatar hay que tener en cuenta no cargar mucho el plato.
No se trata de esconder las albóndigas bajo la salsa o rellenar el plato de albóndigas ya que debemos recordar que el ojo y olfato es quien juegan primero.

Muchas gracias a nuestros amigos del restaurante Bernardo por querer compartir conmigo esta fantástica receta.

A DISFRUTAR…………..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *